El reflejo cremastérico y su músculo – un parangón de discusión científica en curso: Una revisión sistemática

La técnica de activación del reflejo cremastérico y su respectiva vía de señalización no se describen de manera uniforme en toda la literatura. Dado que este reflejo es un signo útil para diagnosticar la torsión testicular, la orquitis, el varicocele y los testículos no descendidos, parece deseable identificar y definir el mecanismo correcto. Nuestro objetivo fue investigar cómo se describe el reflejo cremastérico y su vía de señalización en la literatura actual y cómo la variabilidad de la inervación de la región inguinal podría afectar a la frecuencia de este reflejo. Se incluyeron 35 artículos originales y 18 libros de texto actuales tras buscar en PubMed (MEDLINE) y Scopus los términos “cremaster muscle”, “cremasteric reflex” y “genitofemoral nerve” y tras aplicar todos los criterios de exclusión. Esta revisión sistemática se realizó según las reglas de la declaración PRISMA. La elicitación del reflejo cremastérico se definió como “roce de la parte superior interna del muslo” o “roce de la piel bajo el ligamento inguinal”. Se describieron cuatro vías aferentes diferentes entre los estudios y tres vías diferentes entre los libros de texto, y la frecuencia de un reflejo intacto osciló entre el 42,7 y el 92,5% en los recién nacidos y entre el 61,7 y el 100% en los niños de entre 24 meses y 12 años. Debido a las enormes diferencias entre los estudios investigados y a la falta de resultados convincentes, no es posible definir la forma correcta de provocar el reflejo cremastérico. A partir de la literatura, se proponen cuatro hipótesis sobre la vía aferente. Deberían realizarse más estudios, concentrándose en la(s) vía(s) aferente(s) con respecto a la inervación individual de la región inguinal. Clin. Anat. 30:498-507, 2017. © 2017 Wiley Periodicals, Inc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *