La fórmula para calcular la beta

La beta es una medida utilizada en el análisis fundamental para determinar la volatilidad de un activo o cartera en relación con el mercado global. El mercado global tiene una beta de 1,0, y las acciones individuales se clasifican según lo mucho que se desvían del mercado.

¿Qué es la beta?

Un valor que se mueve más que el mercado a lo largo del tiempo tiene una beta superior a 1,0. Si una acción se mueve menos que el mercado, la beta de la acción es inferior a 1,0. Los valores con una beta alta tienden a ser más arriesgados, pero ofrecen la posibilidad de obtener mayores rendimientos. Los valores con una beta baja presentan menos riesgo, pero suelen ofrecer una rentabilidad menor.

En consecuencia, la beta se utiliza a menudo como medida de riesgo-recompensa, lo que significa que ayuda a los inversores a determinar cuánto riesgo están dispuestos a asumir para conseguir la rentabilidad por asumir ese riesgo. Es importante tener en cuenta la variabilidad del precio de una acción a la hora de evaluar el riesgo. Si se piensa en el riesgo como la posibilidad de que una acción pierda su valor, la beta es útil como aproximación al riesgo.

Cómo calcular la beta

Para calcular la beta de un valor, hay que conocer la covarianza entre la rentabilidad del valor y la del mercado, así como la varianza de la rentabilidad del mercado.

Beta=CovarianzaVarianzadonde:Covarianza=Medida de la rentabilidad de un valor respecto a la del mercadoVarianza=Medida de cómo se mueve el mercado respecto a su media. & {Beta} = {fracto} {Covarianza} |Varianza} } &ivtextbf=donde:} &

Covarianza = \text {Medida de la rentabilidad relativa de una acción} & {con respecto a la del mercado} & {Varianza} = \text{Medida de cómo se mueve el mercado} & {con respecto a su media} \\ end{aligned}Beta=VarianzaCovarianza donde:Covarianza=Medida de la rentabilidad de una acción respecto a la del mercadoVarianza=Medida de cómo se mueve el mercado respecto a su media

La covarianza mide cómo se mueven dos acciones juntas. Una covarianza positiva significa que los valores tienden a moverse juntos cuando sus precios suben o bajan. Una covarianza negativa significa que los valores se mueven de forma opuesta.

La varianza, por otro lado, se refiere a la distancia que se mueve un valor con respecto a su media. Por ejemplo, la varianza se utiliza para medir la volatilidad del precio de una acción individual a lo largo del tiempo. La covarianza se utiliza para medir la correlación en los movimientos de precios de dos acciones diferentes.

La fórmula para calcular la beta es la covarianza de la rentabilidad de un activo con la rentabilidad del índice de referencia, dividida por la varianza de la rentabilidad del índice de referencia a lo largo de un periodo determinado.

Ejemplos de beta

La beta podría calcularse dividiendo primero la desviación estándar de la rentabilidad del valor por la desviación estándar de la rentabilidad del índice de referencia. El valor resultante se multiplica por la correlación de los rendimientos del valor y los rendimientos del índice de referencia.

Calcular la Beta de Apple:

Un inversor quiere calcular la beta de Apple (AAPL) en comparación con el SPDR S&P 500 ETF Trust (SPY). Basándose en datos recientes de cinco años, la correlación entre AAPL y SPY es de 0,83. AAPL tiene una desviación estándar de los rendimientos del 23,42% y SPY tiene una desviación estándar de los rendimientos del 32,21%.

Beta de AAPL=0,83×(0,23420,3221)=0,6035. &texto{Beta de AAPL} = 0,83 \a la izquierda ( \frac{ 0,2342 }{ 0,3221 } \a la derecha ) = 0,6035 \a la derecha{end{aligned}Beta de AAPL=0,83×(0,32210,2342)=0.6035

En este caso, AAPL se consideraría menos volátil que SPY, ya que su beta de 0,6035 indica que la acción experimenta teóricamente un 40% menos de volatilidad.

Calcular la beta de Tesla:

Supongamos que el inversor también quiere calcular la beta de Tesla (TSLA) en comparación con SPY. Basándonos en datos recientes de cinco años, TSLA y SPY tienen una covarianza de 0,032, y la varianza de SPY es de 0,015.

Beta de TLSA=0,0320,015=2,13 &text{Beta de TLSA} = \frac{ 0.032 }{ 0.015 } = 2,13 \end{aligned}Beta de TLSA=0,0150,032=2,13

Por lo tanto, TSLA es teóricamente un 113% más volátil que SPY.

1:23

¿Cómo se calcula la beta en Excel?

El resultado final

Las betas varían según las empresas y los sectores. Muchos valores de servicios públicos, por ejemplo, tienen una beta inferior a 1. Por el contrario, muchos valores de alta tecnología del Nasdaq tienen una beta superior a 1, lo que ofrece la posibilidad de una mayor tasa de rendimiento, pero también supone un mayor riesgo.

Es importante que los inversores distingan entre los riesgos a corto plazo (en los que la beta y la volatilidad de los precios son útiles) y los riesgos a largo plazo (en los que los factores de riesgo fundamentales a gran escala son más prevalentes).

Los inversores que buscan inversiones de bajo riesgo podrían gravitar hacia los valores de baja beta, lo que significa que sus precios no caerán tanto como el mercado en general durante las caídas. Sin embargo, esos mismos valores no subirán tanto como el mercado en general durante las subidas. Calculando y comparando las betas, los inversores pueden determinar su relación óptima de riesgo-recompensa para su cartera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *